Biblioteca

Disfruta del silencio

DESCARGAR

Presentación: Escuchar es un aprendizaje – largo, no fácil, como todos los aprendizajes serios de la vida- que los cristianos todos tenemos que hacer. Un aprendizaje que nos remite al inicio de nuestra vida como pueblo. Con el lenguaje del silencio, uno se hace capaz de diálogo con la única Palabras nacida del amor de Dios permitiendo que nuestra vida sea solamente un ECO de ella, a través de lo que hacemos, pensamos, sentimos y decimos. (...) El Beato Guillermo José Chaminade, fundador de los marianistas, habla de que para poder “vivir desde dentro” hemos de practicar cinco silencios: 1º el silencio de la palabra o desarrollar la capacidad de escucha. 2º: el silencio de los signos o potenciar el lenguaje corporal. 3º: el silencio del espíritu o aprender a estar presente. 4º: el silencio de las pasiones o del corazón, en lenguaje actual: convertir el corazón. 5º: el silencio de la imaginación o aprender a crear utopías. Para que Dios quepa, vacía tu aposento interior de presencias perturbadoras: gentes, clamores, miedos, prejuicios, críticas... Mira el lado positivo de las personas y de las cosas y deja la carne de negatividad que te daña y que asola a los de al lado. “Trata de amor con quien sabe de amor”. (Sta. Teresa) o “piensa en Dios, amándole”. (C. de Foucauld).



Otros títulos que te pueden interesar del tema de Pedagogía

Quiénes somos los religiosos marianistas
Autor: Red de colegios marianistas
La parábola del volcán: educar en la inte ...
Autor: González Paz, Antonio
¿Crisis? ¿Que crisis en la educación?
Autor: Cortés, Javier
Disfruta del silencio
Autor: Ayuso, Jesús
El homo «zapping» y el Principito
Autor: González Paz, Antonio
Dios es amor. ¿Imagen de Dios también par ...
Autor: García-Murga, José Ramón
Una espiritualidad del amor y la dignidad ...
Autor: Aguilera, Enrique
Don Luis Cousin, fundador de la Compañía ...
Autor: Gadiou, Luis
Domingo Lázaro. Artículos en la revista A ...
Autor: Lázaro, Domingo
Domingo Lázaro. Epistolario (1898-1935)
Autor: Lázaro, Domingo