Biblioteca

En las fuentes de la espiritualidad misionera marianista

Presentación: Armbruster hace en esta ponencia (Simposio sobre espiritualidad marianista en Dayton,USA) una síntesis a la vez histórica y temática de la espiritualidad marianista, de forma magistral. A pesar de su brevedad, es un texto extraordinario por la concisión y rotundidad en sus análisis. No en vano, recoge en este texto toda su historia de investigador y lector de nuestra espiritualidad. Una de las mejores aportaciones es mostrar cómo evoluciona la formulación del carisma, en especial analizando las tres fases de la «Dirección» marianista, es decir el itinerario formativo espiritual. En la ponencia aparece desde el principio esta visión del Fundador que se traduce en un comportamiento personal y en una fundación novedosa. El comportamiento personal, su deseo y su condición, es ser un misionero. G.José Chaminade, tras la Revolución y el exilio zaragozano, se comporta y se ve como un misionero, un evangelizador. Por eso pide a Roma ser “Misionero apostólico”. Un pastor, un líder, abierto a todos los territorios y en misión permanente. Pero, además, lo primero que funda es un “movimiento” como los que han surgido en el siglo XX en la Iglesia, un movimiento misionero.Se dedica en cuerpo y alma a potenciar y ayudar a vivir los tres polos del Movimiento: las celebraciones, la iniciación a la oración, la formación personal, en pequeños grupos y finalmente en las Asambleas públicas las tardes de los domingos en la Magdalena, y al mismo tiempo impulsado formas muy diversas de misión (lectura, educación, enfermos, visitas a los encarcelados…). Por eso, tras fundar el Instituto de María (FM y SM), se dedica a formar a sus misioneros. Armbruster nos hace descubrir una vez más el corazón misionero de Chaminade, que está profundamente inserto en la obra eclesial de Burdeos (era canónigo honorario: le reconocieron todo lo que se había entregado desde la Revolución a la vida diocesana oculta y perseguida) pero a la vez es un buscador de caminos nuevos, que entroncancon la iglesia primitiva de Jerusalén.



Otros títulos que te pueden interesar del tema de Misión

«Maridaje»: Odres nuevos para vino nuevo
Autor: Berraquero, Javier
El pan partido. La Eucaristía desde Guatemala
Autor: Valmaseda, Martín
Nuestra consagración misionera explicada ...
Autor: Valmaseda, Martín
¿De qué Dios estamos hablando?
Autor: Comisión marianista de Pastoral vocaciona ...
La justicia y la paz se besan. Cuaderno d ...
Autor: Aguilera, Enrique (Ed)
El Padre Vicente López de Uralde, marianista
Autor: Armentia, Francisco
Domingo Lázaro. Artículos en la revista A ...
Autor: Lázaro, Domingo
Domingo Lázaro. Epistolario (1898-1935)
Autor: Lázaro, Domingo
Los marianistas en el resurgir del Japón ...
Autor: Salaverri, José María
La Misión de 1817 en Burdeos y el nacimie ...
Autor: Aguilera, Enrique